CASO PENTA – VÍCTIMA ACUSADA

En el caso PENTA hay dos víctimas principales: la fe pública y el Grupo CB.

  • miércoles, 14 de noviembre de 2018 04:00    
        
        


CASO PENTA – VÍCTIMA ACUSADA



En el caso PENTA hay dos víctimas principales: la fe pública y el Grupo CB.

Durante cinco años, 2008 al 2012, varias empresas del Grupo Penta transfirieron algo más de $3 mil millones como pagos principalmente a sus dueños y sus máximos ejecutivos, utilizando para ello dos sociedades del Grupo CB como vehículo. Este mandato de pago se ejecutó a través de un instrumento mal llamado “forward” con la finalidad, según plantearon desde Penta, de mantener la confidencialidad de información sensible respecto de bonificaciones pagadas a dueños y ejecutivos.

Todas estas operaciones arrojaron una utilidad total para el Grupo CB de $ 16,4 millones en todo el período de cinco años. Ellas fueron íntegramente contabilizadas y formaron parte de las declaraciones de impuestos en cada año. Que empresas Penta y sus receptores hubiesen tenido otro objetivo, tal como posteriormente ha sido reconocido por su plana mayor, es señal clara del engaño del que fue víctima el Grupo CB.

El controlador del Grupo CB, sus principales ejecutivos y las personas acusadas penalmente, nunca tuvieron conocimiento ni indicio alguno que estas operaciones relacionadas con el Grupo Penta fueran fraudulentas y sólo se enteraron cuando salieron a la luz pública en el proceso judicial con el escándalo correspondiente.

PENTA pagó una comisión a dos ejecutivos de CB por las operaciones, la cual tampoco fue conocida dentro del Grupo CB. Como ya se mencionó, a ellos se les engañó diciéndoles que esto se hacía para que las remuneraciones y retiros de los dueños y ejecutivos principales se mantuvieran en carácter reservado.

Incomprensiblemente y por presiones de la Fiscalía ampliamente difundidas por la prensa, el SII se querelló contra ocho personas de nuestro Grupo acusándolas de evadir impuestos por más de $ 1.275,8 millones, ¡¡¡Cuando el total de lo percibido fueron sólo $16,4 millones!!! Estos ingresos fueron íntegramente considerados en las respectivas declaraciones anuales de impuestos. Actualmente dos de ellos enfrentan acusaciones del Ministerio Público por estos hechos y pronto se fijará fecha para la audiencia de preparación del juicio oral.

Nuestro involucramiento en el escándalo PENTA fue consecuencia de un vil engaño y se hizo posible por la buena fe de las personas que intervinieron y su total convicción que el Grupo Penta actuaba dentro de la ley. Ninguna sociedad del Grupo CB evadió impuestos ni se originó perjuicio fiscal alguno. Cabe hacer notar aquí que el Grupo Penta controlaba sociedades en prácticamente todos aquellos sectores de la economía en los que la Ley y la Autoridad demandan requisitos especiales de integridad y probidad: AFP´s, Bancos, Seguros Vida y Generales, Isapres, Fondos de Inversión, Corredoras de Bolsa.

Resulta inaceptable que las personas responsables del fraude tributario conectado a PENTA, quienes lo han reconocido en sede penal, no hayan declarado la verdad respecto a la participación del Grupo CB, permitiendo con su silencio culpable una absurda acusación penal e inmensos daños materiales y morales.

Lo hemos hecho en el pasado y lo volveremos a hacer: ganaremos defendiendo la verdad en los Tribunales y exigiremos que declaren verídicamente todos los involucrados. Y llegaremos al fondo del asunto donde quedará totalmente clara nuestra inocencia y la responsabilidad culposa de PENTA en este engaño. También probaremos la completa falta de lógica básica y la actuación infundada y arbitraria del SII.

Perseguiremos la responsabilidad de PENTA hasta el final. En países civilizados, a cuyos Tribunales les importa mucho la corrupción y el engaño, hechos como los descritos devienen en sentencias y sanciones ejemplares. Y rápidas. Es lo que buscaremos y estamos seguros de lograr.


MANUEL CRUZAT INFANTE

Noviembre, 2018